Una oportunidad en la dificultad: “Hemos cambiado fútbol por padbol”

Desde marzo, se han inaugurado ocho instalaciones de este deporte a lo largo del territorio nacional y hay 17 proyectadas a corto plazo.

Fotografía: Ingoal Club.

La práctica deportiva a nivel amateur en grupos reducidos como medida para contener la propagación del coronavirus ha acabado con las pachangas de fútbol entre amigos. Y está aupando a otros deportes como el padbol, para el que solo son necesarios cuatro jugadores. “Con las restricciones, hemos cambiado los partidos de fútbol sala de cada jueves por el padbol, que practicamos una o dos veces por semana”, cuenta Ignacio González, un gijonés de 42 años que se resiste a renunciar a hacer deporte.

Y no es el único porque David Alonso, propietario de las instalaciones de padbol en Gijón, contabiliza entre 120 y 200 alquileres mensuales desde que inaugurara su negocio a mediados del mes de junio. Una cifra a la que hay que añadir las competiciones. “Hemos llenado todos los torneos que hemos organizado, tanto en categoría masculina como femenina, y hemos tenido que crear una tercera división en nuestra liga porque se han inscrito 34 parejas, cuando la expectativa era de 20”, explica emocionado David.

Pero no es una cuestión de novedad. Instalaciones de padbol más longevas, como las de Churriana de la Vega (Granada), también han visto incrementada su actividad desde sus reaperturas en junio. “Con la llegada del coronavirus me asusté porque pensé que frenaría el crecimiento que estaba experimentando mi negocio, pero cuál fue mi sorpresa que ha ocurrido lo contrario”, narra Cristian Sáez, propietario de las pistas churrianeras, quien ha visto cómo en los últimos meses se han duplicado los partidos en su centro deportivo. “Al no poder jugar al fútbol, la gente ha optado por otras opciones y, cuando han probado el padbol, se han enganchado porque es un deporte divertido en el que se aprende y se mejora rápido”, argumenta.

Son muchas las personas que están viendo una oportunidad de negocio en el padbol en general y en estas circunstancias en particular. Tanto es así que desde el pasado mes de marzo se han abierto ocho nuevas instalaciones de las 30 existentes en la actualidad, lo que supone un 25 % del total. Ha sido en Almería, Baza, Córdoba, Gijón, Girona, Manacor (concretamente, en la Rafa Nadal Academy), Valladolid y Vilafant. Según la directora general de Padbol España, Begoña Calderón, hay proyectadas otras 17 instalaciones a corto plazo, en ciudades como Barcelona, Bilbao, Madrid, Marbella, Salamanca, Santander, Sevilla, Valencia o Vigo.

A pesar de que el fútbol siempre será el deporte rey en España, parece que el padbol se está asentado con esta oportunidad que le ha surgido en mitad de tanta dificultad. “Mi idea es continuar con este deporte, independientemente de que se pueda volver a jugar al fútbol porque tanto mis amigos como yo lo pasamos muy bien practicándolo, así que lo incluiremos en nuestra rutina semanal”, sentencia Ignacio.

Entrada anterior
Más de 150 jugadores participan en el Spain Padbol Tour 2020
Entrada siguiente
Cambios en el área deportiva de Padbol España
Menú